lunes, 2 de mayo de 2016

Despedida de Ilaria

El día 19 de abril fue un día muy especial, muchas emociones, muchas sorpresas, algo de tristeza y mucho mucho de agradecimiento.

Ilaria nuestra amiga, nuestra maestra, nuestra italiana de Milán, después de pasar con nosotros desde el día 23 de febrero, casi dos meses ,llegó el día de decirle adios.

 Tiempo lleno de trabajo, de risas, de emociones comparatidas. 

Ella ya estuvo con nosotros el curso pasado y no esperábamos encontrarnos de nueva con ella, fue un auténtico regalo.

Siempre que pensemos en sombras chinas pensaremos en ti, siempre que pensemos en puntuación nos vendrás a la memoria, siempre que visionemos un corto estarás presente en nuestras reflexiones, siempre que hagamos un cartel  nos acordaremos de ti . Cuando vayamos al huerto estarás con nosotros.Cuando veamos nuestro libro de los tres cerditos nos iluminará tu sonrisa.

Siempre estarás en nuestra memoria. Tu acento, tu sonrisa , tu paciencia, tu manera de escuchar, tu seriedad en el trabajo, tus canciones en italiano, los mapas, el libro oh i colori........




















El último día cuando la despedimos los chicos y chicas le preguntaron qué cosas había aprendido de nosotros y nos dijo  muchas cosas hermosas. 

Nosotros también la elogiamos  y  sabemos que en   su mochila  va cargada  de: " nuestra alegría, nuestras ganas de aprender, nuestra participación, nuestro crecimiento como personas , nuestras dinámicas de rutinas, asambleas, debates, el trabajo por rincones, nuestros proyectos, nuestra relajación, nuestras actividades  de tutorización con los pequeños, nuestro amor por los libros, nuestros deseos de ayudar  a los demás, nuestros recitales,nuestras celebraciones de cumpleaños, nuestro cuentos de los tres cerditos, nuestro alboroto, nuestro no parar ".

Desde aquí todos los chicos y chicas de la clase de 2º B con su maestra, te queremos decir  que estamos seguros que serás una maestra estupenda y que nosotros no te vamos a olvidar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada